Prefacio

Este folleto recoge un conjunto de reglas, independientes y distintas del Reglamento de Arbitraje de la CCI, con el fin de establecer procedimientos para la prestación de una serie de servicios por parte de la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (la "Corte de la CCI") en el marco de procedimientos arbitrales que se llevan a cabo conforme al Reglamento de Arbitraje de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional ("CNUDMI") u otros procedimientos arbitrales, tanto ad hoc como administrados por otras instituciones de arbitraje.

El presente Reglamento de la CCI como Autoridad Nominadora en Arbitrajes CNUDMI u Otros Procedimientos Arbitrales (el "Reglamento"), en vigor desde el 1° de enero de 2018, se ha elaborado de forma coherente con el Reglamento de Arbitraje de la CNUDMI de 2013, el Reglamento de Arbitraje de la CCI de 2017 y la larga práctica de la Corte de la CCI como autoridad nominadora.

Durante los más de 90 años dedicada a administrar procedimientos arbitrales, la Corte de la CCI ha adquirido una amplia experiencia nombrando árbitros y constituyendo tribunales arbitrales, pronunciándose sobre solicitudes de recusación de árbitros y tomando decisiones sobre los diversos costos del arbitraje. Si bien el Reglamento reconoce explícitamente la autoridad de la Corte de la CCI para actuar en las cuestiones mencionadas, también amplía considerablemente el abanico de servicios que esta puede ofrecer a las partes interesadas, que incluyen mantener el expediente, asistir a las partes en aspectos logísticos de reuniones y audiencias, asistir en la notificación de documentos y correspondencia, administrar fondos, revisar borradores de documentos y actuar como archivo de documentos.

El valor añadido del Reglamento consiste, por un lado, en facultar a la Corte de la CCI para que preste servicios en controversias arbitrales no sujetas al Reglamento de Arbitraje de la CCI siempre que las partes así lo soliciten y, por otro lado, permitir a las partes seleccionar los servicios específicos que requieren de la Corte de la CCI, beneficiándose así de un marco flexible y soluciones específicas al caso concreto, además de la amplia experiencia de la Corte de la CCI en la solución de controversias.