Preámbulo

Vigente a partir del 1° de febrero de 2015

El Reglamento de la CCI sobre la Propuesta de Peritos y Terceros (el «Reglamento») está administrado por el Centro Internacional de ADR de la CCI (el «Centro»), que es un órgano administrativo independiente dentro de la Cámara de Comercio Internacional (la «CCI»). Para cumplir su tarea de administrar el Reglamento, el Centro cuenta con la asistencia de un Comité Permanente, cuyos estatutos se exponen en el Apéndice I.

A petición de cualquier persona física o jurídica o de cualquier tribunal (la «Persona»), el Centro puede facilitar el nombre de uno o varios peritos en un campo de actividad determinado o el nombre de uno o varios terceros. El perito propuesto con arreglo al Reglamento puede ser una persona física o una persona jurídica, como una sociedad.

De conformidad con el Reglamento, la función del Centro se limita a proponer el nombre de uno o varios peritos o terceros. La Persona que solicite una propuesta puede contactar directamente al o a los peritos o terceros propuestos y, según el caso, acordar con este o estos el alcance específico de su misión y sus honorarios. No resulta obligatorio el uso de los servicios de un perito o tercero propuesto por el Centro.

La propuesta de un perito puede ser de utilidad en diferentes situaciones. Una persona puede necesitar de un perito en el curso de sus actividades comerciales ordinarias o en el curso de sus relaciones contractuales. Asimismo, una de las partes en un arbitraje u otro proceso contencioso puede necesitar del nombre de un perito que pueda prestar asistencia y prueba pericial en el transcurso del proceso. Un tribunal jurisdiccional o arbitral que haya decidido nombrar a un perito también puede solicitar una propuesta de un perito.

La propuesta de un tercero puede ser útil para las partes que deseen utilizar sus servicios como mediador o miembro de un dispute board, o para que colabore en la resolución de una controversia en un procedimiento similar no administrado por la CCI.